INVESTIGACIÓN

La gran crisis de 1929

Es un periodo que de la historia que se encuentra entre los años 1929 y se extendió a fines de la década de los años treinta. Fue la depresión mas larga y profunda que se ha conocido y que afecto amas países en el siglo XX. La depresión se origino en estados unidos con la caída de la bolsa el 29 de octubre 1929 (conocido como el martes negro) y que rápidamente se extendió a casi todos los países del mundo.

La primera guerra mundial favoreció a estados unidos de una forma extraordinaria, convirtiendo en unos de los proveedores de materia prima, productos alimenticios  e industriales. También era el principal acreedor del mundo, y su influencia en Europa era fundamental.

La guerra había traído también un importante crecimiento industrial que se calcula en un 15%, siendo los sectores más favorecidos aquellos relacionados con la industria bélica. La agricultura también se había beneficiado y las necesidades europeas de comerciar, convirtieron a la flota americana en la segunda marina mercante del mundo.

La prosperidad y el crecimiento que se inició en los primeros años de la década de 1920, conocido colmo los locos años veinte, fueron mucho más profundos y estables en los Estados Unidos. En esta época se consolidaron sectores industriales nuevos como la industria eléctrica, la química y la petroquímica, la aeronáutica, la automotriz, el cine y la radiofonía. Como menciona en la entrevista hecha a Karen Blumenthal periodista six days in octover   Para el documental el gran crack, “todos quería ser accionistas de las cosas que utilizaban como las radios de los vehículos, televisores, existía un fanatismo por aquellos entonces”

Como consecuencia de este desarrollo industrial sin precedentes, el sistema energético se renovó, sobre todo a partir del incremento del consumo de petróleo y electricidad. La industria se hizo más eficiente al incorporarse el Tayiorismo (denominado por el estado unidense Frederick Winslow Taylor, corresponde a la división de las distintas tareas del proceso de producción) y el Fordismo (sistema impuesto por Henry Ford fabricante de autos de estados unidos) como nuevas modalidades de producir y organizar el trabajo y la producción en serie se impuso. También se desarrollaron nuevas actividades relacionadas indirectamente con las nuevas industrias, como la construcción de carreteras, de aeropuertos, de viviendas de fin de semana, etc.

Como la competencia empresarial era muy fuerte, aumentaron las empresas y con esto se dio lugar alas sociedades llamadas trusts (tiende a controlar un sector económico y ejercer en lo posible el poder del monopolio)

La agricultura no sufrió cambios, incluso se mantuvo por debajo por el índice de de la industria, algunos de los agricultores vendieron sus tierras por del bajo del precio real, con el fin de emigrar a las ciudades.

Sin embargo, la prosperidad indefinida y el optimismo se extendían por todas partes. Eran los años dorados del consumismo y de la exaltación nacionalista. Se creía alcanzada la meta de ser una sociedad opulenta. El clima de confianza se tradujo en la compra de acciones de las empresas industriales por parte de un gran número de la población, siendo la Bolsa de Nueva York el centro de la economía mundial, a dónde llegaban capitales de todos los puntos del planeta. Por esos entonces los negocios eran el fuerte de ingreso de estados unidos, llegando a decir el presidente Calvin Coolidge “que la base de las finanzas de estados unidos era hacer negocios” la bolsa era dominada por especuladores entre ellos destaca Thomas Lamont era uno de los hombres mas poderosos de Wall Street y mano derecha de J.P. Morgan (empresario, banquero americano que dominó las finanzas corporativas y la consolidación industrial de su época). Los cuales dominaban todo las transacciones y dinero que circulaba en los Estados Unidos.

Antes de crack

Los años 20 fueron de crecimiento para los estados unidos entre los años 1921 y 1929, la producción de la industria fue de 50%. Mientras que le boom de la bolsa fue de un 300% comparado con el crecimiento real de a economía era del 18%. La especulación de que en la bolsa se podía ganar dinero fácilmente y las historias de personas que se habían vuelto millonarias de la noche a la mañana, produjo que la población de los estados unidos comenzara a invertir en bolsa.

Según Jacques Brasseul, “el precio de los valores aumentó más que los beneficios empresariales, que a su vez aumentaron más que la producción, la productividad y los salarios.” Creció mucho el elemento especulativo y se convirtió en predominante a partir de 1928, hasta que la empresa Charles Merrill (ahora Merrill Lynch) recomendó no endeudarse para comprar más acciones, y dijo: “Aunque no se trata de una recomendación de venta, es el momento oportuno para liberarse de sus créditos.” Esto no fue tomado en cuenta por los accionistas de la bossa los cuales siguieron pidiendo créditos para invertir en bolsa.

Para las mujeres esta era la oportunidad de hacerse notar en la sociedad. Las mujeres comenzaron a invertir en bolsa creando su propio capital, y dando el primer paso para la independencia femenina.

En este grafico podemos ver que entre los años 1922 a 1930 la bolsa de comercio sufre un incremento a la compra de las acciones, crecien do en 120%. El 16 de Octubre, el economista Irving Fisher dijo: “Los precios de las acciones han alcanzado lo que parece una meseta permanentemente alta”.

El crack

Unos días antes del crack bursátil entre los días 18, 19 y 23 de Octubre, tuvo lugar a la primera venta colectiva de acciones. El Jueves, 24 de octubre, mas conocido como “jueves negro” fue el primer día de pánico real. En la mañana, disminuyo el índice de compradores, a ningún precio, y las acciones reventaron. Cerca del mediodía, el índice Dow Jones (servicio de información financiera donde muestra un conjunto de diferentes índices de los mercados de Estados Unidos)  había perdido un 22,6%. El colapso era inminente en las afueras de la Bolsa de Nueva York, después de que las puertas del edificio fueran cerradas impidiendo la entrada de los accionistas. Circulaban en los periódicos rumores de que las Bolsas de Chicago y Buffalo se habían cerrado, por lo tanto, también Nueva York estaría a punto de hacerlo. Una reunión de emergencia entre los cinco principales banqueros de Nueva York se realizó en la sede de JP Morgan, al concluir, Thomas Lamont, un líder de JP Morgan, dijo: “Ha habido una pequeña cantidad de ventas en la Bolsa, debido a las condiciones técnicas en el mercado. El consenso de nuestro grupo es que la mayoría de las cotizaciones del mercado de valores no representan fielmente la situación. La situación es susceptible de mejorar” (periódico six days in octover, jueves 24 de octubre de 1929). El mercado se recuperó gracias a la noticia de que los bancos intervendrían para apoyar los precios. Los inversores institucionales, liderados por Richard Whitney (vicepresidente de la Bolsa de Nueva York), intervinieron directamente. Whitney se acercó al puesto de cotizaciones de Estados Unidos (US Steel) y pidió el precio de mercado en ese momento (195), anunciando que quería comprar 25.000 acciones a un precio de 205. Fue haciendo lo mismo en una docena de puestos de los principales títulos accionariales. Los precios se fueron recuperando ligeramente, y las pérdidas totales de la jornada se limitaron hasta sólo el 2,1% . Por ejemplo, el título Montgomery Ward (centro comercial) estaba a 83 dólares en la apertura, 50 a mediodía, y acabó en 74 al cierre. Dos títulos registraron su nivel más alto del año, mientras que 441 alcanzaron su nivel más bajo. El volumen negociado llegó a un récord de 12,9 millones de acciones en un día,siendo el volumen normal de 2 a 3 millones, cuando el récord anterior era sólo de 8,3 millones. Los teleimpresores (Es el dispositivo arrítmico que, conectado a una red telegráfica, permite transformar, mediante sistemas eléctricos, mecánicos o mixtos, un mensaje telegráfico en un texto escrito en caracteres convencionales) tenían el plazo de una hora y media de retraso sobre los precios, de forma que los vendedores, presos en el pánico, no sabían a qué precio se habían vendido sus acciones , algunos empleados de la bolsa trabajaron hasta tres días seguidos debido a los atrasos. Una multitud acudió a la Bolsa de Nueva York tras el crack. Muchos inversores que habían pedido préstamos para especular se vieron obligados a liquidar sus posiciones, a partir del día siguiente. Los precios se mantuvieron estables el Viernes 25 y el Sábado 26.

El ciclo se desencadenó el día  Lunes 28, que sería recordado como “Lunes Negro”, cuando se negociaron 9,25 millones de acciones. Los bancos no intervinieron, a diferencia de lo que habían hecho el Jueves anterior (jueves negro). El índice Dow Jones perdió un 13%, un registro que sólo sería batido posteriormente por el crack de Octubre de 1987.

El 29 de Octubre más conocido como “Martes Negro”, el volumen negociado llegó a los 16,4 millones de acciones. Los teleimpresores tenían un máximo de dos horas y media de retraso en los precios. El índice Dow Jones perdió otro 12% y las ganancias de todo un año desaparecieron. Las pérdidas fueron de 30 millardos de dólares, diez veces el presupuesto del Estado federal americano y más de lo que los Estados Unidos habían gastado durante la Primera Guerra Mundial.

Después del crack


Como un conjunto consecutivo de sucesos que ocurrieron en la Bolsa se derrumbó. Entre las caídas más espectaculares se debe destacar a Goldman Sachs( fundado en 1869  tiene su sede principal en el Bajo Manhattan en Nueva York)  que pasó de 104 dólares en 1929 a 1,75 en 1932, American Founders Group (sociedad de inversión) pasó de 75 a 0,75, US Steel (compañía de acero que efectúa la mayoría de sus acciones e Estados Unidos y Europa central) de 262 dólares a 22, General Motors ( fabrica de automóviles y camiones fundada en 1908) de 1075 a 40, y General Electric (una de las mayores empresas de Estados Unidos, símbolo del capitalismo) de 1612 a 154 dólares.
Entre los famosos que más perdieron con el crack estaban: JP Morgan Jr., que perdió entre 20 y 60 millones de dólares, la familia Vanderbilt (familia de empresarios Estado Unidense originarios de nueva york) con 40 millones, la familia Rockefeller (familia de celebres banqueros) que vio evaporarse alrededor del 80% de sus activos, Winston Churchill 500.000 dólares  y Groucho Marx 240.000 dólares.

La pérdida de confianza debida al crack  afectó al consumo y la inversión en los meses siguientes. Los inversores que se habían endeudado con préstamos no podían pagar, debido a esto los bancos limitaran los créditos. Las grandes empresas experimentaban cada vez más dificultades económicas. Cuando se producía una quiebra, aumentaba la vulnerabilidad de los bancos. El pánico cundió entre los inversores, que también se apresuraron a retirar su dinero de los bancos. Sin mecanismos de estabilización, los bancos más débiles se vieron devastados por la pérdida de fondos, provocando su quiebra, por lo que el crack se convirtió en una crisis bancaria a partir de 1930. Los créditos se congelaban, y el consumo, la inversión y la producción seguían disminuyendo, a la par que el desempleo explotaba (de 1,5 millones a 15 millones de parados en 1933). La crisis bancaria se convirtió en crisis económica en 1931.
Un intento de recuperación de la economía de Estados Unidos se inició con el New Deal conocido como “Nuevo Acuerdo” y en particular, con la Ley de Recuperación Industrial Nacional de 1933, pero se produjo una recaída en 1937. Sólo la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial a finales de 1941 hizo que el país nuevamente empezara a recuperarse de manera sostenible gracias a la economía de guerra.

No volvieron a valores comparables a los anteriores al crack de 1929 hasta veinticinco años más tarde (el punto mas alto del 3 de Septiembre de 1929 se superó el 23 de Noviembre de 1954).

El impacto de la gran depresión de 1929 en Chile (1929 – 1932)

En la segunda mitad de la década de 1920 Chile vivió un auge económico importante bajo el mando de Carlos Ibáñez del Campo. El cual atreves del endeudamiento en dólares  con la bolsa de Nueva York, comenzó un avance en la infraestructura y modernización del país.

Este progreso a través del endeudamiento con la economía estado Unidense llego a su fin cuando en octubre de 1929, cae la bolsa de nueva york. Con esto los ingresos que recibían del país del norte mermaron hasta el punto de no recibir nada, un año después se pensaba que los efectos de la crisis seria provisorios, pero dos anos mas tarde se darían cuenta la crisis era inminente y con esto comenzó la mayor crisis que allá presenciado bautizada como la gran crisis.

El país mas afectado por la crisis fue nuestro territorio, la cual se hizo sentir con mayor fuerza entre los años 1930 y 1932 donde la exportación del cobre y el salitre sufrieron un quiebre. Si bien en esos tiempos la aparición del salitre sintético había disminuido nuestra exportación la crisis de 1929 terminó por sepultar la exportación de este producto.  Transcurría el inicio del año 1931 y la economía nacional estaba por el suelo, lo cual obligó a cancelar el pago de su deuda externa un 16 de julio de 1931.

La situación económica que se vivía en el país, más la falta de trabajo y la falta de alimento produjo la exaltación del pueblo los cuales se manifestaron en protestas diarias para que el gobierno interviniera en esta situación, siendo esta la causa que impulsó a Carlos Ibáñez Del Campo a renunciar a la presidencia del país y partir al exilio el 26 de julio de 1931. Con la renuncia de Ibáñez la situación se volvió en una crisis política que solo fue solucionada de cierta manera cuando asume el poder Arturo Alessandri Palma en el año 1932.

El impacto de la crisis en la sociedad chilena repercutió a la clase obrera, siendo ésta la afectada por la cesantía. En Santiago el gobierno, como una forma de ayudarlos, les presto abrigo, un techo donde quedarse y donde las ollas comunes alimentaban a miles de familias afectadas por la crisis.

DOCUEMNTO 1: La gran Depresión. Vista por el presidente Hoover (norteamericano)

En un sentido amplio la causa primera de la Gran depresión fue la guerra de 1914-18. sin la guerra no se hubiera producido una depresión de análogas dimensiones. Hubiera podido producirse una recesión cíclica normal, pero con la periodicidad habitual, este reajuste incluso no se había localizado en esta época particular y no se había transformado en la Gran Depresión. La Gran Depresión constituyó un proceso en dos etapas, compuestas de varias fases. Nosotros tuvimos una recesión normal debido a causas internas, que se inicia con el crash bursátil de octubre de 1929, estábamos en camino a recuperarnos cuando las dificultades europeas se alzaron con la fuerza de un huracán y nos alcanzaron en abril de 1931.  así la Gran Depresión no había comenzado verdaderamente en Estados Unidos.

Se ha afirmado que el crash bursátil americano había demolido la economía mundial, de hecho no es así. Un estudio de la oficina National de Investigación Económica afirma. “Varios países habían entrado en una fase de recesión en  1927 y en 1928, bastante antes de la fecha tomada de ordinario para marcar el comienzo de la crisis en Estados Unidos, es decir el crash de Wall Street en octubre de 1929.

H. Hoover: Memorias. Nueva York, 1952. (En:   http://www.siglo2o.org)

El presidente H. Hoover en esta declaración nos da a conocer que la principal causa de la crisis fue la guerra que se vivió entre los años 1914-1918  (primera guerra mundial) declarando que si no hubiera habido guerra la crisis no existiría y la declinación en las actividades comerciales hubiera sido normal y no tan abrupta. También señala a través de una investigación que se realizó en la oficina nacional de investigaciones económicas que la crisis en países Europeos había comenzado ya en los años 1927 y 1928.

DOCUMENTO 2: La visión de un economista:

El mundo comienza a darse cuenta desde hace algunas semanas sobre todo de que estamos pasando por una de las mayores depresiones en la industria que se han conocido.  El descenso en los precios es en todos los países uno de los más fuertes y rápidos, con la sola excepción quizás de 1921. Desde principios del presente año, el precio medio de los productos de consumo artículos, tales como el cobre, el caucho, la plata alcanzan su más baja cotización mientras que otros vuelven a los precios de anteguerra. En tales circunstancias, es inevitable que se produzca un gran retraimiento en los negocios.  Las nuevas empresas se ven detenidas y retrasadas en todas partes del mundo, y los comerciantes están sufriendo importantes perdidas por doquier.  Este retraimiento afecta igualmente a los Estados Unidos de Norteamérica- pero ocurre que en aquel país no parecen tomar la situación tan en serio como fuera menester.  Y esto constituye, sin duda, un elemento peligroso. En la actualidad, en efecto, Wall Street se ilusiona con la esperanza de que ésta- es una de tantas depresiones de menor cuantía, como ocurrió, por ejemplo en 1924.  Creo totalmente errónea semejante interpretación.

«Mr.  J. Maynard Keynes nos habla de la crisis mundial».  El Sol (Madrid), 1 0 de junio de 1930

En este texto el economista nos muestra a través de una visión lo que se veía venir, el descenso de los precios de los productos de los países, en otras partes vuelven los precios antes de la guerra. También señala la despreocupación de los estados unidos por la situación que se esta basando.

DOCUMENTO 3: Testimonio de un accionista.

Muy pronto, un negocio mucho más atractivo que el teatral atrajo mi atención y la de mi país.  Era un asuntillo llamado mercado de valores. (Mi sueldo semanal en Cocoteros era de unos dos mil, pero esto era calderilla en comparación con la pasta que ganaba teóricamente en Wall Street). …si uno compraba ochenta mil dólares de acciones, sólo tenía que pagar en efectivo veinte mil.  El resto se le dejaba a deber al agente. El mercado siguió subiendo y subiendo lo más sorprendente del mercado, en 1929, era que nadie vendía una sola acción. la gente compraba sin cesar(…) Lamentaba desprenderme de cualquier acción, pues estaba seguro de que iban a doblar su valor en pocos meses ( ) El fontanero, el carnicero, el panadero, el hombre del hielo, todos anhelantes de hacerse ricos, arrojaban sus mezquinos salarios -y en muchos casos, sus ahorros de todo la vida- en Wall Strett. Un día concreto, el mercado empezó a vacilar.  Unos cuantos de los clientes más nerviosos fueron presas del pánico y empezaron a descargarse (…) Al principio las ventas se hacían ordenadamente, pero pronto el pánico echó a un lado el buen juicio y todos empezaron a lanzar al ruedo sus valores. Luego el pánico alcanzó a los agentes de Bolsa, quienes empezaron a chillar reclamando los márgenes adicionales y los agentes empezaron a vender acciones a cualquier precio (..). Luego, un martes espectacular, Wall Street tiró la toalla y se derrumbó.  Eso de la toalla es una frase adecuada, porque par entonces todo el país estaba llorando. El día del hundimiento final, mi amigo, Max, Gordon me telefoneó desde Nueva York Todo lo que dijo fue: ¡Marx, la broma ha terminado!

Groucho Marx, Groucho y yo.  Barcelona, Tusquets Editores, 1980

Este texto fue escrito por un accionista común, el cual muestra la realidad de lo que se vivía en esos momentos, de los sueños que tenía de ser millonario y como estos un día se vieron apagados por la crisis inminente.

DOCUMENTO 4: La crisis económica en Chile

Un informe de la Liga de La Naciones señaló a Chile como el país más afectado por la Gran Depresión.  Las exportaciones se redujeron a la mitad de su valor. Las ventas de cobre y salitre, pilares de la economía, disminuyeron drásticamente entre 1929 y 1932 y lo mismo ocurrió con el resto de las exportaciones. Las importaciones disminuyeron en un 88% en los años mencionados.  Producto de todo el descalabro económico los cesantes aumentaron a un número de 130.000 según las cifras más bajas estimadas, hay quienes afirman que los desocupados alcanzaron unas 300.000 personas.

Fuente: Eduardo Ortiz, La Gran Depresión y su impacto en Chile, editorial Vector,

Santiago 1983, p. 19

Este texto nos muestra la realidad nacional y como la crisis afecto a nuestro sistema económico, señala la disminución de las exportaciones y como a crecido la cesantía debido a la crisis.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: